La verdadera locura quizá no sea otra cosa



que la sabiduría misma que, cansada de



descubrir las vergüenzas del mundo,



ha tomado la inteligente resolución de



volverse loca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario