Nunca necesité a nadie para vivir, ni siquiera me fijé quien estaba a mi alrededor
desesperada miraba las paredes de mi habitación y grité MUY fuerte pero NADIE me conoció



Solo si diste algo, ALGO podrás recibir y el amor que esperas solo depende de tí. . .

No hay comentarios:

Publicar un comentario