Una semana molestando a todos los que me rodeaban con mis nervios, cuatro días hablando sola por la calle, a veces alguien se asustaba y me sentia obligada a reivindicar mi cordura "estoy practicando un monólogo". El mismo día de la presentación le exigí a mis padres que no me hablaran siquiera... Luego me olvidé las llaves de casa en la oficina, cuando tenía tanto que hacer: bañarme, cambiarme y practicar un poco más antes de ir al teatro, entonces sí necesité a mis papas. Mi mamá mando su copia de las llaves en una moto. Cuarenta minutos esperando y asegurando: este es el peor presagio del mundo, me llega un mensaje "se murió Fernando Peña" aaa bueno, qué día para hacer humor. Llegó la moto, las llaves y el llanto "Por qué estoy haciendo esto? En qué me metí". Llegué al teatro. "Se murió Alejandro Doria" comentaron las mozas. Ok. Whisky en mano practicaba en el camarine, pero todas las frases eran interrumpidas por una sola premisa "¿Qué carajo hago yo en un camarine?" El presentador me había aclarado "termino el chiste del colectivo y entrás vos". Junto a la cortinita los standapistas anteriores de alguna manera me sostenían, les confesé "me quiero ir a casa" "no! salí, divertite y acordate, si nada funciona mostrá las tetas".

Salí, saludé, pregunté si tenía la bragueta abierta, porque sinceramente pensé que la tenía abierta y empecé.

Se rieron.
Yo sentí algo parecido a tener un orgasmo mientras te comes un marroc, bailando en pedo con tus amigas en la mejor fiesta de tu vida, pero metida en la cama viendo Cuando Harry conoció a Sallypor primera vez.

Una locura.

(es imposible lograrlo una vez más es la nueva preocupación)



M.P       LA LOCA DE MIERDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario